Rafel Egea presenta fotografías centradas en el tema de la luz

El pasage Mercader se ha convertido en una de las calles del arte contemporáneo de Barcelona y a las galerías Estrany-De la Mota, Marc Domènech y ProjecteSD se añadió posteriormente la galería Zielinsky, que ahora presenta una exposición de fotografías de Rafel Egea (Manresa, 1962) titulada ensayo lumínico. Es una muestra recomendable, sobre la cual, excepcionalmente, debo reconocer que me cuesta bastante escribir, pues tal cómo reconoció Rafel Egea en la primera y hasta ahora única conversación que he mantenido con él, una de las principales influencias es mi propia obra fotográfica, que ha inspirado su obra de modo evidente. Creo que esta circunstancia dificulta, pero no hace imposible mi juicio. En el arte nadie crea a partir de cero, y la luz en movimiento ha tenido obras maestras en el cine experimental de Marie Menken, Stan Brakhage y Michael Snow, o en las fotografías nocturnas de Manel Esclusa. Egea investiga el lenguaje propio de La Luz, que ha sido el tema principal de mi fotografía y de mi cine experimental desde hace cuarenta años, pero lo hace de otra manera, más formalista. En una de las series utiliza la simetría, un efecto digital que puede tener sentido, pero del que conviene no abusar. Su obra reciente está más lograda que la que realizaba cuando empleaba un papel fotográfico mate que apagaba precisamente la luz. En esta muestra de imágenes sobre soporte metálico brillan con mayor belleza.

La Vanguardia, 15 de Enero 2018. Juan Bufill